jueves, 19 de mayo de 2011

Fibromialgia, una desconocida

La fibromialgia representa una entidad bastante frecuente, tanto en la población general como en la práctica clínica diaria. Se trata de una forma de reumatismo no articular de origen desconocido, caracterizado por dolor músculo-esquelético agudo, difuso y crónico generalizado en puntos de presión específicos, denominados puntos dolorosos a la presión o tender points con hipersensibilidad al dolor demostrable en la exploración física, y en ausencia de anomalías que lo justifiquen en las pruebas biológicas o de imagen. Con frecuencia se encuentra asociado a alteraciones del patrón normal del sueño, fatiga, alteraciones psicológicas o de personalidad, rigidez matutina y produciendo una importante alteración de la calidad de vida de quienes la padecen.

Es una entidad definida como tal hace pocos años, pero no obstante, desde hace mucho han existidos dolores inexplicables, por lo que su historia se remonta siglos atrás. Hoy en día, las personas que sufren dolores crónicos y generalizados, sobre todo cuando presentan también otras características como alteraciones del sueño, gastrointestinales, trastornos del humor, etc., pueden encontrarse con un diagnóstico bastante común actualmente: el de Fibromialgia. Sus criterios diagnósticos fueron establecidos en 1990 por el American College of Rheumatology (ACR). No fue oficialmente reconocida como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud hasta 1992 y tipificada en el manual de Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10) con el código M79.0 (en la CIE-9-MC es el 729.0). También ha sido reconocida en 1994 por la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP). Actualmente no existe un método diagnóstico definitivo para la Fibromialgia, por lo cual se establece sobre bases clínicas siendo los criterios diagnósticos más aceptados los planteados por el American Rheumatology College, según los cuales los aspectos fundamentales para su diagnóstico son:
- Historia de dolor generalizado de tres meses al menos de duración y dolor axial, o, excepcionalmente, sólo dos si se trata de cuadrantes opuestos respecto a los dos ejes de división corporal.
- Presentar dolor a la presión en, al menos, 11 de los 18 puntos sensibles o dolorosos (nueve pares), al realizar una presión digital de 4 kg/cm2.

El síndrome de Fibromialgia afecta entre al 1% y al 3% de la población mundial. Ha sido entendida como una afección crónica que afecta a una proporción entre 6 y 10 mujeres por cada hombre. Con respecto a la prevalencia poblacional, en el estudio EPISER en España, diseñado para valorar la prevalencia poblacional de osteoartritis, fibromialgia y artritis reumatoide, en España, se ha estimado que se halla en esta situación un 2,4 % de la población mayor de 20 años la padece, y afecta de forma casi exclusiva a mujeres, con una relación mujer/hombre de 20/1(4,2%/0,2%). Su cronicidad se asocia a altos costes directos e indirectos de absentismo laboral y de atención en el sector salud, comparada con otras enfermedades de síntomas similares.

La etiología de la fibromialgia es desconocida.

Algo característico en el tratamiento de esta enfermedad es la necesidad de realizar un análisis individualizado de cada paciente, valorando todo el cuadro sintomatológico que presenta y haciéndole frente mediante un abordaje multidisciplinario.

En la fibromialgia la formación e información, el otorgar responsabilidad al paciente y familia en su mejoría y facilitarles instrumentos de ayuda que estén contrastados evitando efectos adversos, desconcierto, gastos innecesarios y riesgos que puedan derivar en caídas y lesiones, es algo determinante.

Para más información y CUIDADOS DE ENFERMERÍA A LOS PACIENTES CON FIBROMIALGIA os recomiendo este enlace a este blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, q tengas un buen día.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...